4/6/11

Un conte de fées.


Sentada en tus rodillas, te miro con dulzura, comienzo a imitar a un hada y cojo una rama simulando una varita. Te golpeó levemente en la cabeza con ella y empiezo a decir sandeces. Tú te ríes continuamente. Me miras ilusionado, me coges de la cintura y me vuelves a sentar. Sigues sonriendo y me susurras: No cambies nunca, mientras vas acercando lentamente tus labios. Nos besamos, y después me elevas hacia el cielo. Es curioso...porque lo que intenté que fuera un cuento de hadas, acabó siéndolo.


6 comentarios:

  1. OH, DIOS! preciosooooooooooo! *-* Y el título sé por qué está en francés, tú ya me entiendes ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias! :D jajaja sí, supongo que te lo imaginas ;)

    ResponderEliminar
  3. oiiiiiiiiiiins (:
    que bonito texto !
    un besazo enorme :D

    ResponderEliminar